Orientación Profesional: Tu empleabilidad

He leído en su blog muchos de sus comentarios sobre el concepto de empleabilidad. Estoy de acuerdo con el hecho de que hoy el concepto de carrera ha cambiado. Sin embargo no sé cómo aplicarlo a mí propio caso. ¿Me puede ayudar? ¿Cómo debo de enfocar estas cuestiones? Laura M (Vigo)

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Como he escrito de forma reiterada en mi blog el concepto de carrera está ya prácticamente sustituido por el de empleabilidad. Y ello no es más que la consecuencia de la imposibilidad de desarrollar carreras a largo plazo en una misma organización y la necesidad de que los propios profesionales asumamos la dirección de nuestra propia trayectoria.

Sólo necesitas constatar cómo entre los comentarios más leídos de mi blog destacan los referidos a este concepto. A partir de aquí creo que es necesario que todos los profesionales comprendamos y tomemos en consideración cuales son los criterios para desarrollar una ‘carrera profesional’ que atienda al concepto de empleabilidad.

Desde mi modesta opinión son:

  • Piensa en ti misma como si se tratara de un negocio.
  • Define tu producto o servicio. ¿Cuál es tu área de experiencia?
  • Intenta conocer al máximo tu mercado objetivo. ¿A quién vas a dirigir tus servicios?
  • Ten claro lo que tu cliente desea. ¿Qué eres capaz de ofrecerle?
  • Procura darle el mejor servicio. Es tu interés.
  • Mantente al día de los conocimientos y novedades de tu profesión. Invierte en ti misma.

Si unes a todos estos criterios una disponibilidad para el cambio, la flexibilidad para aceptar lo que resulta imprevisible y sentido común para saber que no hay nada permanente y que precisamos de una motivación positiva cara el futuro tienes muchas de los elementos que te harán desarrollar tu propia empleabilidad.

Entiendo que serás “empleable” cuando de una forma lógica y coherente (tampoco tienes que volverte loca) seas consciente de tus propias capacidades y aptitudes y mantengas una actitud que te permita:

  • Estar al día de los hitos más relevantes en tu ámbito profesional.
  • Ser capaz de prever las transformaciones previsibles más importantes en tu sector de actividad en los próximos años. Paralelamente poder concretar los tres puntos fuertes y los tres más débiles de tu empresa, independientemente de sus resultados.
  • Ser consciente de cuál ha de ser tu contribución más importante a tu propia compañía a corto plazo.
  • Tener criterio para analizar detenidamente tus tres últimos fracasos y explicarlos y saber enumerar tus tres últimos éxitos más relevantes y explicar cómo los alcanzaste.
  • Establecer retos que quieres alcanzar en los próximos tres años.
  • Tener un ‘plan de contingencia’ para tu situación actual.

Laura muchas gracias por contar con mi opinión. Te deseo mucha suerte.

Deja un comentario