La gallina de los huevos de oro

La antigua fábula de Esopo, “La Gallina de los Huevos dOro“, es un excelente ejemplo para reconocer los retos a los que nos enfrentamos como individuos y como especie.

La fábula pone encima de la mesa la ecuación que todos (personas y organizaciones) debemos resolver. Una ecuación que situa el análisis entre lo “Urgente” y lo “Importante”, entre el “Hoy” y el “Mañana”.

Como muchos conoceis la fábula se refiere a un granjero que en una de sus visitas diarias al corral donde tenía a sus gallinas y encuentra un brillante huevo de oro. Aunque duda de su suerte, decide llevar el huevo a su casa donde comprueba que el huevo es de oro auténtico. Desde ese día, todas las mañanas el granjero encuentra un huevo de oro debajo de una de sus gallinas en el corral y pronto se hace rico. Mientras aumenta su riqueza, también aumenta su impaciencia. Después de hacer un profundo trabajo de investigación y análisis sobre cuál de las gallinas era la responsable de este proceso, en un intento por obtener todo el oro de la gallina de una sola vez, la abre, pero evidentemente el resultado no es otro que la muerte de la gallina con la consecuencia de que ésta dejará de poner los huevos que le estaban haciendo rico.

Esta antigua fábula, mantiene vigente el debate sobre los desafios con los que hoy nos enfrentamos los seres humanos y las organizaciones. Resulta que a menudo, al igual que el granjero de la fábula damos prioridad a los resultados a corto plazo (los huevos) y ponemos en riesgo nuestro bienestar a largo plazo (la gallina).

Una fábula que nos debería de hacer reflexionar sobre todo en lo relativo a la gestión de los recursos con los que disponemos. Recordemos que aunque muchos de nosotros somos, con toda probabilidad, la primera de las generaciones que no hemos vivido un conflicto bélico también somos la primera que vamos a dejar a las generaciones futuros un mundo con riesgo de colapso total.

Deja un comentario