Reflexiones post-Jornada Anual de la Fundación Ergon 2020

Como ya sabéis el pasado 09 de Julio celebramos la segunda de las jornadas anuales de nuestra Fundación.

Una jornada cuyas conclusiones resumía en el post accesible en el link http://pauhortal.net/blog/jornada-anual-2020-fundacion-ergon/ y en el que se plantearon una serie de cuestiones sobre el futuro del trabajo y el impacto del Covid-19 a las que os invito a contestar a través de mensajes enviados a mi email arte1156@gmail.com

Las cuestiones que se plantearon en el debate y que son el resultado de las reflexiones y análisis que hemos hecho dentro del proyecto INNOVA_ERGON son las siguientes:

¿Cómo podemos abordar o reducir los “gaps” entre las nuevas competencias y capacidades de las personas con las necesidades y requerimientos de los nuevos puestos de trabajo?

¿Qué modificaciones organizativas y normativas debemos de implementar para que el proceso de digitalización no genere mayores niveles de desigualdad en las condiciones laborales?

¿Qué medidas debemos de poner en marcha cara a minimizar el impacto de la digitalización en la pérdida del volumen de empleos?

¿Cómo hacer que la estrategia de rentas mínimas no actúe como desincentivo al desarrollo personal, social y profesional de las personas?

Os invito a participar en este cuestionario… un cuestionario que ya fue planteado a los ponentes sobre los que éstos formularon un conjunto de reflexiones que os resumo a continuación:

  • La necesidad de crear un nuevo lenguaje para definir las nuevas realidades y la demanda de usar términos adecuados para describirlas. A título de ejemplo “trabajos no convencionales” para definir los nuevos formatos de prestación laboral (en contraposición a términos como “trabajo decente”) y la necesidad de distinguir entre “trabajo en remoto” y nuevas fórmulas de organización.
  • La evidencia de que en muchas organizaciones ya se están probando e implementando nuevas metodologías para entender e intervenir en una realidad que ya es y probablemente será completamente diferente en muchos aspectos. A modo de ejemplo las acciones puestas en marcha en relación al “teletrabajo”, los nuevos modelos organizativos y los procesos de reclutamiento, formación y desarrollo.
  • La exigencia de la implantación e implementación de los “cambios culturales” que faciliten la claridad y la transparencia en la toma de decisiones y en la gestión de los recursos. Una gestión que deberá segmentarse y personalizarse, utilizando los soportes que la tecnología y la inteligencia artificial ofrecen, para atender las necesidades y demandas de los diferentes colectivos.
  • La constatación de que los niveles de “empoderamiento” y los del desarrollo de la responsabilidad individual son y serán fundamentales para la salida de la crisis y que, al margen de exigir una mayor capacidad de escucha y de entendimiento de la realidad por parte de los líderes políticos y económicos, pondrán en cuestión desde los conceptos de liderazgo, hasta nuestras actitudes y comportamientos como consumidores.

Y dicho esto reiteraros mi solicitud:


Os ruego encarecidamente que contribuyáis a plantear propuestas que podamos incorporar en el informe final de conclusiones que presentaremos el próximo mes de octubre.


PD…. Para terminar, subsanar un grave “lapsus” cometido en el mensaje anterior sobre el contenido de la jornada. Desde aquí quiero mostrar mi agradecimiento a todos los que hicieron posible la sesión y particularmente a la coordinadora del debate, Maria Garcia (Fundación Ergon) y a los participantes en el mismo: Dionis Guzman (ISDI), Xavier Marcet (Lead to change), Maru Menendez, (SEPE) y Alvaro Vazquez (Securitas Direct).

Deja un comentario