Orientación Profesional: Uso de la nuevas tecnologías

Soy un profesional de 53 años. Me puedes ayudar a comprender como puedo usar las nuevas tecnologías para apoyarme en mi proceso de búsqueda. Luis M. (Madrid)

Hoy es posible e incluso necesario plantearse que las redes sociales pueden ser un buen medio para desarrollar una estrategia de búsqueda pero sólo si se toman en consideración sus limitaciones y las características del propio perfil profesional.

Por tanto aunque es bueno que tomes en consideración todas estas ideas es fundamental que las uses de acuerdo con tu perfil y tomando en cuenta el contexto profesional en el que te mueves. Un ejemplo: no debes hacer el mismo uso de estas herramientas si eres un profesional de la tecnología que de la logística.

  • Mensaje claro y directo. Define tus objetivos y ten presente tus metas, pregúntate por qué estás en las redes sociales. ¿Qué quieres conseguir en esta red? ¿Y en este evento? ¿Y en este grupo en Linkedin? ¿para qué y porqué?. Un resumen de quien eres en 140 caracteres. Utiliza los 140 caracteres como medio de presentación de tu “diferencia”. Si no sabes decir quién eres y qué haces, no eres nadie.
  • Define un objetivo profesional. Muestra lo que tienes de diferente y que es lo que puedes aportar. Si eres experto en todo, no eres experto en nada. Sólo los especialistas reciben ofertas en la red. Cuanto una visión más concreta y detallada seas capaz de dar de ti mismo, mucho mejor.
  • Incrementa tu visibilidad. Pregunta y participa en los eventos presenciales; retuitea, comenta y usa el botón “me gusta” en Facebook; súmate a las conversaciones en Linkedin, incorpórate a los grupos que sean de interés para tu especialidad. Piensa en la importancia de la visibilidad. 
  • Se distinto. Crea una marca personal i define tu estilo de comunicación. Tener un estilo propio y definido no te impide ser natural, sólo te evita parecer lo que no quieres.
  • Se organizado. Anota, actualiza y organiza los datos de contacto y de perfil en tu correo y en tus redes sociales. Conoce mejor a quien ya conoces, infórmate sobre quién vas a conocer.
  • No pidas empleo, pide información.  No mendigues relaciones ni enlaces. Es difícil parecer profesional haciendo reverencias. Interésate de forma auténtica. En eventos presenciales, lee la tarjeta que te dan, escucha, conversa, mira a los ojos. Relaciónate bien sin mirar a quién. Los negocios, después. En la vida on line, indaga en los perfiles y los intereses de las personas, cítalas, retuitéalas “con comentario”, pásate de vez en cuando por sus muros.
  • Utilízalos adecuadamente. Crear un perfil en linkedin, tu blog, tu twitter y tu Facebook son relevantes pero no dependas únicamente de ellos. La búsqueda sigue basándose en los medios tradicionales. Muestra que sabes de qué hablas y que eres especialista en algo, pero no pretendas saber de todo.
  • Aporta valor a tu red profesional. Si eres fontanero/a relaciónate con fontaneros/as, pero si quieres clientes, deberás ampliar tus campos de contacto y de comunicación. Esta es la mejor forma de reconocimiento que pueda existir. Observa y aprende de los profesionales y comunicadores que te interesan. Encuentra quienes te introduzcan y aconsejen. “Solo no puedes, con amigos sí.” 
  • Aprende a sacar el mejor partido de cada red. Todas las redes sociales son útiles si las adaptas a tus objetivos, sean verticales u horizontales. En Twitter ganas reputación, en Facebook “vendes” y en Linkedin y Xing trabajas. Desarrolla tu marca profesional, encuentra clientes, socios y colaboradores y emprende.
  • Personaliza tu mensaje. No son “las redes sociales”, es tu red, la que tú construyas. Las personas que afirman que las redes sociales no tienen utilidad generalmente se refieren a su propia red social. Aporta valor. Sé un facilitador de recursos, información y relaciones. Ser y parecer profesional es valioso, pero ayudar a otros no tiene precio. 
  • No te olvides del contacto personal. Las redes sociales en internet son el mejor puente al conocimiento y la relación con un gran número de personas pero no olvides que no hay mejor impacto que el contacto directo. No te olvides de los eventos presenciales. Ojo con el número de contactos. Tener muchos seguidores o acreditar muchas relaciones no indica calidad pero sí esfuerzo, no significa influencia pero si sociabilidad. Que tu red profesional sea amplia no te hace buen profesional, pero sí un profesional con recursos.
  • No mientas. Incluso en internet tienes que esforzarte porque los contactos y la reputación no bastan. Recuerda que te contratan por lo que aparentas y sin embargo pueden despedirte cuando tales apariencias no se confirman en la realidad. Por tanto no mientas, las consecuencias pueden ser muy insatisfactorias.
  • Corrige y cambia el enfoque si no consigues tus objetivos. Si tu objetivo es la búsqueda de empleo deberías chequear a menudo los resultados de tu esfuerzo. No te empeñes en mantener una estrategia si esta se muestra inadecuada. Obtienes información y recursos valiosos? ¿Has obtenido alguna pista y/o oportunidad? ¿Existen nuevas alternativas o acciones que puedes desarrollar?

Todo es un aprendizaje y un proceso de creación, adaptación y cambio. Debes de usar las nuevas tecnologías pero toma nota de que ellas por si solas no va a resolver tu problema.

Deja un comentario