Orientación Profesional: Una propuesta de cambio

Ocupo una posición intermedia en un grupo hotelero. Una empresa del sector me ha hecho una propuesta de cambio en la que crezco profesionalmente. Sin embargo tengo muchas dudas. ¡Necesito su orientación! LLuis M (Palma de Mallorca)

Estoy de acuerdo en qué tengas algunas dudas. A veces en este tipo de situaciones choca el deseo de crecer con el miedo al riesgo y al encaje en un nuevo entorno. Todo proceso de cambio genera algún tipo de inseguridad.

No debes precipitarte. Piénsalo dos veces. Recuerda que lo peor que podría ocurrirte es que te des cuenta dentro de un cierto plazo de tiempo que tu decisión de cambio fue errónea. Una circunstancia que no puedes controlar al 100% pero que debe de formar parte de tu análisis hoy. Un análisis para el que puede serte útil reflexionar sobre el vídeo siguiente: https://www.youtube.com/watch?v=7fNP3fNmRwA

Es posible que lo que te propongan no se ajuste a las expectativas, que tengas dudas, que te preocupe el riesgo de fracaso etc. Todas estas son situaciones que de alguna manera se pueden minimizar si tomas algunas precauciones. Dicho esto, aquí tienes algunas orientaciones:

Tómate algún tiempo antes de tomar la decisión final. Sí, es cierto que es el tipo de oferta que estabas esperando desde hace tiempo. Es cierto que estás mentalmente preparado para el cambio. Las condiciones contractuales son mejores. Las expectativas de desarrollo son muy buenas y, recordémoslo: no tienes oportunidades de mejora en tu actual organización, pero….

Formúlate algunas cuestiones. Antes de que tomes la decisión o simplemente como elemento de reflexión para tomarla te conviene contestar de forma objetiva a toda una serie de preguntas como: ¿Por qué quiero realmente cambiar?, ¿Cubre la oferta estas expectativas?, ¿Realmente, he cubierto una etapa y conseguido resultados en mi actual posición?, ¿Qué posibilidades de desarrollo tengo en mi actual organización?, ¿Estaré dispuesto a no plantearme un nuevo cambio hasta que no haya tenido éxito en mi nuevo puesto? y la última ¿Existe algún elemento, (movilidad, nueva función, responsabilidades, etc) que suponga alguna modificación en la situación personal?

Traslada tus dudas a tu contratante. Y sobre todas ellas hay una cuestión clave. Pregunta a tu nuevo “jefe” los motivos por los que te quiere con él. Si su respuesta no es sincera ni coincidente con tu visión te aconsejo que la rechaces. Y  ¿cuál será la razón o fundamento de tu decisión? Exactamente esta. Es decir el hecho de que tu visión sea distinta a la de tu jefe.

Obtén toda la información posible. Muchas decisiones erróneas se toman como consecuencia de que el profesional no habla ni investiga durante el proceso de acercamiento al que será su nuevo entorno profesional. Debe obtener la máxima información posible sobre su nuevo jefe, los motivos por los que se ha buscado un candidato externo para el puesto, etc.. Piensa que esta información te será de gran utilidad para, una vez aceptada la oferta, consolidarse con éxito en la nueva posición.

Mantén una posición de firmeza en la negociación. De entrada se supone que eres un profesional que va a tomar una decisión tan importante como la de cambiar de empleo por lo que es lógico que tomes todas las precauciones. Adoptar una posición precavida será una prueba más de tu madurez y tu competencia profesional. Pide un compromiso por escrito  que te confirme las condiciones pactadas. Sin embargo toma nota de que esta posición tiene un límite.

Una vez dicho sí, la decisión es irrevocable. Una vez terminados los pasos anteriores es el momento de comunicar a tu empresa tu decisión de cambio. Expón a tu actual jefe y a RRHH las razones que te han motivado a desear abandonar su empresa y a aceptar la oferta. Estoy convencido de que comprenderán tus razones. Sin embargo no les des la oportunidad de que te hagan una contraoferta. Mi opinión/orientación es que no puedes ni escucharla. Ha pasado el momento.

Prepárate para aterrizar en el nuevo contexto. Somos muchos los que pensamos que hoy nada es permanente y mucho menos un empleo. Es posible que debas de plantearte, a medio plazo, nuevas opciones de cambio. Debes de tener de alguna manera las cualidades y las características del emprendedor, fé en si mismo, actitud positiva ante los cambios, y automotivación permanente. Es cierto, ahora que estás en un buen momento debes de pensar que todo puede cambiar. Concéntrate ahora en tener éxito en tu nuevo puesto. Y recuerda que vas a estar obligado a no escuchar nuevas ofertas hasta transcurrido como mínimo dos años.

Lluis .. te deseo mucha suerte.

Deja un comentario