Orientación Profesional: ¡Toma el control!

Trabajo en una empresa de servicios y me siento bien. Sin embargo no tengo la sensación de control sobre mi futuro y no se muy bien si debo cambiar en este momento o esperar algún tiempo más. Tengo miedo de que se me “pase el arroz”.  ¿Qué puedo o debo hacer? Carlos M. (Valencia)

Carlos…. Directamente aquí tienes una guía de las cosas que debes de tomar en consideración para tomar el control de tu carrera o en otras palabras desarrollar tu empleabilidad presente o futura. Ya sabes que esto no es una regla matemática pero….

Se objetivo en tu análisis: ¿Cómo vas? ¿Cuáles son tus objetivos profesionales y parámetros de éxito? Una vez identificados escribe lo que entiendes que son tus indicadores de rendimiento. Y si te es posible comenta tus reflexiones con tu “jefe”, ponte de acuerdo con él y establece un diálogo sobre ellos para asegurarte que te mantienes en el buen camino. También puedes dirigirte al Departamento de RRHH o personas. Si trabajas en una empresa suficientemente desarrollada estoy seguro que alguien habrá ahí para darte apoyo. Si no es así busca a alguien externo pero ten acierto en la elección.

Identifica y minimiza tus puntos débiles. Como profesional de éxito debes de estar permanentemente identificando los aspectos de mejora y recabando feedback en tu entorno. Si tu jefe no te le ofrece de forma proactiva ayúdale. Preocuparte por tu empleabilidad es un activo que va a ser cada vez más demandado por tus posibles nuevos contratantes. Recuerda sin embargo que a menudo es más útil reforzar tus puntos fuertes que intentar mejorar en los débiles. Por ello utilizo la expresión minimizar.

Establece objetivos de mejora alcanzables. Es mucho mejor tener 5 objetivos alcanzables que 2 “imposibles” o que requieran mucho esfuerzo o largo plazo de tiempo para alcanzarlos. Una buena estrategia puede ser la de atacar aspectos en los que las mejoras puedan ser perceptibles a corto plazo tanto para ti como para tu entorno.

Incrementa tu visibilidad interna y externa. No se trata tan sólo de hacer bien un trabajo y de conseguir resultados sino que es igual de importante que los resultados alcanzados sean visibles. Una fórmula que da excelentes resultados puede ser la de ofrecerte como voluntario para desarrollar actividades de responsabilidad social, mentoring o formación. Esta es una manera fácil, pero a menudo ignorada, de codearse con directivos que te verán en acción y podrían fijarse en sus contribuciones.

Conviértete en un experto en un área de relevancia para tu organización.   Todas las organizaciones tienen hoy que lidiar con disrupciones por la llegada de nuevas tecnologías, el internet de las cosas, o la inteligencia artificial. Intenta convertirte en un experto en un tema emergente que no tiene que estar necesariamente vinculado a tu estricto ámbito profesional. Desarrollar conocimientos nuevos puede servirte de ayuda para tu empleabilidad y para un desarrollo interno.

Busca buen asesoramiento y orientación. Algo que, si me permites decirlo estás haciendo contactando conmigo, pero que debe de ser algo más cercano y permanente. Tener un mentor interno o simplemente alguien externo comprometido en tu desarrollo puede ser un excelente aliado para tu futuro.

En todo caso todo ello lleva un tiempo y los resultados pueden no ser ni inmediatos ni necesariamente visibles. En todo caso estoy convencido de que el esfuerzo que le dediques tendrá alguna recompensa. Paralelamente si deseas revisar el concepto de empleabilidad, que como sabes es uno de los elementos claves en mis reflexiones, puedes acceder a un gran número de contenidos en mi blog.

Te deseo mucha suerte….


Os recuerdo que si queréis formularme alguna consulta podéis hacerlo a través de la sección Orienta de mi blog


Deja un comentario