Orientación Profesional: Un cambio no erróneo

No tenía previsto un cambio pero acepté participar en un proceso de selección para una empresa de nuestro sector más consolidada y tengo una oferta de empleo sobre la que tengo que decidirme. No estoy seguro si debo aceptarla. ¿Qué puedo ofrecer alguna orientación? Pere T (Esplugues de LLobregat)

Aunque intentemos trabajar con situaciones perfectamente previsibles y corregibles, todo acceso o cambio a un nuevo puesto es siempre un proceso en el que pueden surgir elementos impredecibles. Es, aunque queramos controlarlo todo, lo más parecido a un “un melón por abrir”. Lo que no impide que necesitemos correr algunos riesgos si es que queremos crecer en nuestra carrera profesional.

Pere al margen de agradecerte la orientación que me pides te recuerdo que he escrito reiteradamente sobre estos temas en este blog y particularmente te recomiendo la lectura de http://pauhortal.net/blog/causas-del-exito-en-la-vida-profesional/ y de http://pauhortal.net/blog/necesitamos-cambiar-nuestra-actitud/ 

He aquí los aspectos que debes de tomar en consideración para incrementar “las probabilidades de acierto”, en tu decisión:

  • Haz previamente un análisis objetivo de su situación actual, de sus motivaciones, de los resultados que has alcanzado. Y sobre todo de lo que te queda por hacer y analiza objetivamente las razones por las que te has puesto en el mercado. ¿Qué aportaría este cambio en este momento? ¿Encaja con tu objetivos profesionales a medio plazo? ¿Serás capaz de manejar la no aceptación?
  • Consulta y acepta la orientación de personas de tu confianza. De forma discreta habla con personas que puedan conocer el nuevo entorno en el que te vas a mover. Habla con proveedores y si es posible con clientes, con tu escuela o centro formativo.
  • Lee entre líneas: La propuesta que tienes encima de la mesa ¿Es la oferta que estabas esperando desde hace algún tiempo? ¿Puedes mejorar alguna de las condiciones para que sea más atractiva? Analiza las condiciones contractuales, las expectativas de desarrollo internas y/o externas, etc.

Y sobre todo haz preguntas. Al Head Hunter, a los responsables de selección, a tu nuevo jefe, a tu entorno más cercano, cuestiones como: ¿Cuáles son los motivos por los que hacen un proceso de selección externo? ¿Cómo es que no hay candidatos internos para cubrir esta posición? ¿Por qué eres tú el candidato ideal? No obstante se consciente de que una vez obtenidas las respuestas al final eres tú quién ha de tomar la decisión final. No traspases esta responsabilidad a alguien ajeno a ti mismo.

Por último creo que debes en cuenta las consideraciones siguientes:

  • Mantén una postura estrictamente profesional. Intenta adoptar na posición profesional y equilibrada. Este tipo de postura no tan sólo te perjudicará sino que te hará todavía más atractivo si realmente eres el candidato que ellos consideran ideal para el puesto.
  • No dejes  ningún “cabo” suelto en la negociación. Se supone que eres un profesional que va a tomar una decisión tan importante como la de aceptar una oferta de empleo, por lo que es lógico que tomes sus precauciones. No te olvides que tu profesionalidad en este momento es una muestra más de tu capacidad. Tu postura no hará más que incrementarás tu atractivo, siempre que no superes el límite de lo “razonable”.

Y por último Pere se consciente de que una vez dicho sí, la decisión es irrevocable, o dicho en otras palabras no aceptes una posible contraoferta de tu compañía actual sí esta llegara a producirse.

Deja un comentario

Proyectos en los que colaboro