Orientación profesional: Conductas que atraen al éxito

Estoy en un momento clave en mi carrera. Tengo 41 años. Me gustaría empezar a visualizar si tengo capacidad para dejar de ser un técnico y acceder a una posición directiva. Tengo formación y motivación pero a veces mis conductas no son las apropiadas. ¿Puede darme alguna orientación? Luis L. (La Coruña)

En muchas ocasiones a las propias personas que han conseguido el éxito les resulta difícil de expresar las razones de su consecución. La respuesta de que existen unas condiciones, aptitudes o habilidades específicas es sólo una explicación tangencial. De hecho, décadas de investigación relativa a logros, sugiere que la gente con éxito alcanza sus objetivos no solo por quienes son (aptitudes) sino por lo que hacen (actitudes).

He aquí alguna de las actitudes que creo que pueden conducirte al acceder a posiciones de dirección.

1- Capacidad para concretar. Es necesario ser lo más específicos posibles.  “Perder 5 kilos” es un objetivo mejor definido que “Perder algo de peso”, porque da una idea clara de a qué se parece el éxito. Saber exactamente lo que se quiere conseguir te mantiene motivado hasta que lo consigas.

2- Aprovecha las oportunidades. Estamos tan ocupados, y con tanto objetivos que perdamos oportunidades de actuar simplemente porque no nos damos cuenta. Realmente ¿no has tenido tiempo para hacer ejercicio hoy?. ¿No has tenido ni un minuto para devolver esa llamada de teléfono? Conseguir una meta significa aprovechar esas oportunidades antes de que se escurran entre los dedos.

3- Márcate objetivos alcanzables y prémiate cuando los consigas. Conseguir cualquier meta requiere definirla, un esfuerzo, y una evaluación de si la has conseguido o no. Si no sabes cómo lo estás haciendo, no puedes ajustar tu comportamiento o tus estrategias.

4- Se optimista pero evita el autoengaño. Cuando te planteas una meta, se pone en marcha el pensamiento positivo sobre la probabilidad de conseguirla. Confiar en tu habilidad para tener éxito es muy útil para generar y mantener tu motivación. La mayor parte de los objetivos requieren tiempo, planificación, esfuerzo y persistencia, pero que estos sean realistas y que tengas la capacidad para conseguirlos.

5- Concéntrate en mejorar. Confiar en tu habilidad para conseguir tus objetivos es importante, pero es más importante confiar en que puedes tener esa habilidad. Muchos de nosotros pensamos que nuestra inteligencia, nuestra personalidad y nuestras aptitudes físicas están fijadas y por tanto no es posible mejorarlas. Aceptar el hecho de que es posible el cambio permite valorar mejores opciones e incrementar tu potencial y tus posibilidades de mejora.

6- Asume riesgos. Los análisis científicos muestran que las personas que asumen riesgos obtienen mejores resultados educativos y mejores calificaciones. Definir objetivos, arriesgar, la motivación y la persistencia en alcanzarlo son lo que realmente te lleva al éxito.

7- Aprovecha las oportunidades. Saber estar en el lugar adecuado y aprovechar las oportunidades es una orientación clave. Acercarse a las personas adecuadas, aceptar retos controlados, mantener buenas relaciones son las claves para que crezcas profesionalmente.

8- Valida si tienes la capacidad necesaria para gestionar equipos. Crecer profesionalmente y asumir posiciones directivas significa gestionar equipos. Y esta es una actitud que se tiene o una aptitud que se puede adquirir. Valida en que situación éstas y trabaja para mejorar tus capacidades en este ámbito.

Espero que estas orientaciones te sean de utilidad. A partir de aquí utiliza tu motivación y ten un poco de suerte.

Una Respuesta a “Orientación profesional: Conductas que atraen al éxito”

  1. […] por supuesto, como dice hoy Pau Horta en su […]

Deja un comentario