Orientación Profesional: Ante un proceso de fusión

Nos acaban de comunicar que nos ha comprado un fondo de inversión. Tengo la certeza de que van a hacer una “fusión” con otra compañía del mismo sector. ¿Qué me conviene hacer? Paula V. Alcobendas (Madrid)

Lo primero que debes de analizar Paula es cuánto valor tiene lo que aportas. Y a continuación ser consciente de que a pesar de que la respuesta sea positiva pueden existir múltiples circunstancias, fuera de tu control, que pueden ponerte en una situación de peligro.

Aunque el primer y más relevante consejo es el de que la prisa es mala consejera y de que no debes de salir disparada al mercado, es lógico pensar que te muestres con cautela y que intentes anticiparte a los acontecimientos.

Dicho esto, aquí tienes alguna recomendación que considero puede ser de utilidad. Aunque también puede tener interés que revises los comentarios a consultas similares formuladas en esta sección. Por ejemplo: en http://pauhortal.net/blog/decalogo-de-actitudes-para-la-busqueda/ y en http://pauhortal.net/blog/gestionar-la-red-de-contactos/

  • No pierdas ni un minuto en juzgar el valor, la oportunidad o el interes del proceso. Cuando la fusión esta decidida solo podrá “irse al traste” por factores o circunstancias en las cuales tú no tienes ninguna oportunidad de influir por lo que, lo único posible es trabajar como si esta fuera irreversible.
  • No entres a formar parte del grupo de los descontentos. Probablemente este grupo esta integrado por personas que se ven a si mismos sin futuro en la organización y tú no eres una de ellas (o por lo menos no quiere ser percibida así).
  • Concéntrate en tu puesto/función y dirige todos sus esfuerzos a conseguir los mejores resultados. Si consigues resultados es evidente que la probabilidad de que tu posición resulte redundante se reduce ¿no?
  • Controla el contexto y haz los máximos esfuerzos para entender lo que se espera de ti. Probablemente los nuevos propietarios querrán desarrollar un nuevo proyecto que seguro no será igual. Cuando antes captes las claves, el rol que se espera de ti, la nueva cultura, etc antes podrás aportar valor y al mismo reducir o minimizar los interrogantes que se ciernen sobre Vd.
  • Haz caso omiso de las “informaciones” que circularán por la organización. Todo proceso de fusión comporta una cierta situación de caos y de falta de información objetiva que se compensará por “informaciones” informales que van a circular con una profusión mayor a la normal.
  • No te creas las listas de salidas ni la de nombramientos si estas no proceden de fuentes fidedignas. Tu actitud ha de ser de concentración en la tarea y en la consecución de resultados y de reforzar e incrementar las relaciones personales con el resto del equipo. No pierdas tiempo en hacerse enemigos.
  • Intenta adherirte lo más pronto posible a los nuevos colores. Aunque tampoco tiene que ser un proceso demasiado rápido. Actúa sin prisas pero sin pausas. Tarde o temprano se valorará tu profesionalidad y tu actitud positiva frente al nuevo proyecto.

Para resumir lo que debes evitar es dar pasos erróneos en la gestión de tu carrera profesional. Si desarrollas un trabajo con “sentido”, aportas valor y estas segura de tu “talento”, no debes preocuparte. Lo que hoy ves cómo una crisis puede transformarse en una oportunidad. Aunque puede llegar el caso de que no tengas cabida en la nueva organización (simplemente porque hay dos personas para ocupar tú mismo rol, y la otra puede tener alguna circunstancia objetiva o subjetiva que la lleve a ser la elegida), ello no debe llevarte a situarte, de inmediato, en el mercado de una forma alocada y sin un proceso de reflexión previa.

Si finalmente pierdes tu empleo siempre podrás explicar las razones de esta perdida de forma positiva e iniciar un proceso de búsqueda. El proceso finalmente resultará ser un “accidente” que no debe de influir en la estrategia que habías definido anteriormente para el desarrollo de tu carrera profesional.

Deja un comentario