Orientación Profesional: Mensajes erróneos en tu búsqueda

Perdí mi empleo hace algunos meses. No estoy accediendo a oportunidades en lo que Vds. llaman mercado abierto. Por otra parte tengo la sensación de que debo de mejorar mis cartas o emails de contacto y sobre todo hacer un correcto seguimiento de estos mensajes. ¿Me puede dar algunas orientaciones? Ricardo L…. (Majadahonda)

Nuestra experiencia nos sugiere que muchos puestos se cubren cuando una persona contacta con una compañía y el empleador ha identificado una necesidad pero aún no ha publicado esta vacante. Existe por tanto una “ventana de oportunidad” para lo que técnicamente se llama candidatura espontánea.

Es también una estrategia que es utilizada con éxito por profesionales con un perfil técnico muy especializado, que puedan definir con gran exactitud su mercado potencial.

Conocer y determinar donde esta tu mercado.  

Es crítico que sepas identificar una problemática/necesidad de tu compañía “objetivo”  y que tu conjunto de experiencia/habilidades/conocimientos pueda ser una respuesta muy válida y valorada por la organización en cuestión. Tú puedes presentarte como parte de la solución, por ejemplo, si: Sabes que alguien ha dejado la organización o la compañía ha lanzado un nuevo producto, etc.

Podrás conseguir este tipo de información mediante tu red de contactos e investigación de mercado (lectura de prensa de negocios y especializada, búsqueda de información en Internet, suscripción selectiva a noticias, etc.). La clave del éxito con este método radica en la calidad, no en la cantidad.

Hacer una buena prospección. 

Prospectar significa identificar, verificar y analizar todos los datos posibles que se obtienen de cada una de las compañías que tú crees que pueden interesarse por tu candidatura. Inicia este primer paso apoyándote en tu red de contactos, los proveedores o clientes de tu ex-empresa, etc. En último término, puedes apoyarte en un directorio sectorial o de productos y servicios (en este sentido, te recomendamos que utilices las Bases de Datos a las que tienes acceso desde nuestras oficinas: España 30.000 -Fomento de la Producción- y Kompass).

Los datos básicos que aparecen en los directorios o anuarios deben ser verificados, ya que están sujetos a cambios que pueden haber ocurrido entre la publicación del anuario y el momento actual (cambios en los datos de localización y contacto de la compañía, rotación de los directivos, cambios en la razón social, bajas de empresa,). Usa a la red como una fuente básica de información tanto sobre las compañías como sobre las personas con las que establecer el contacto. Por cierto, salvo que estés en las fases iniciales de tu carrera, no tiene ningún sentido enviar candidaturas espontáneas al área de RRHH.

Identificar a las personas adecuadas. 

Tú tendrás que determinar a qué persona deberías dirigirte. Normalmente será el director de área funcional o el director general. En pocas ocasiones será el director de recursos humanos. A veces, ocurrirá que el nombre de la persona con quien te gustaría contactar no aparece en los anuarios y, por lo tanto, no se puede verificar. No olvides no obstante que puedes obtener mucha información en la red.

Es posible conseguir estos nombres recurriendo a las fuentes alternativas y a tu red de contactos (no olvides que nosotros hemos ampliado nuestra red con los consultores y otros candidatos). Con alguna práctica, también se pueden conseguir esos datos por teléfono.  Nunca envíes las cartas sin personalizar.

Domina los medios que has de utilizar en tu búsqueda. 

La carta/e-mail de contacto. La elaboración de la carta tendrá como fin último conseguir una entrevista con esa compañía, entrevista que se podrá utilizar en la búsqueda directa de un puesto de trabajo o en la ampliación de tu red de contactos. Su Objetivo “Enganchar” al lector mediante un mensaje conciso, que le proyecte en la situación actual de esa compañía, para así conseguir la entrevista.

El mensaje debe de ser corto y dividirse en 3 áreas: Un primer párrafo que capte la atención del lector, utilizando algún punto importante de la información que tienes sobre la compañía y que te pueda presentar como una persona que puedes contribuir. Un cuerpo central que expone tus contribuciones y logros en aquellas áreas en las que puede estar interesada la compañía. Es importante que cites hechos y números, evitando las afirmaciones gratuitas. Por último un párrafo final proponiendo una cita e incluso anunciando una próxima llamada telefónica, además de una fórmula de despedida.

Seguimiento telefónico. Para cerrar el circuito debes realizar un seguimiento al mensaje. Esta llamada te permitirá verificar si ha sido recibida, en manos de quién se encuentra y el efecto que ha causado. Además, te facilitará el acceso a la persona con la que, en principio, deberías mantener una entrevista. Deja nota de tus llamadas pero no pidas que te llamen  (cuando no te llamen te sentirás rechazado). Sé amigable con la secretaria y discúlpate por llamar tantas veces. Si te propone que su jefe te llamará piensa que puede ser simplemente una escusa. En este caso indica que no estás en tu despacho para recibir llamadas y que tendrás que volver a llamar.  No te extrañes si tienes que llamar unas 7-8 veces.  No te desanimes, más bien acepta el hecho como normal.

Te deseo mucha suerte. Espero que contactes conmigo cuando logres acceder de nuevo al mercado.

Deja un comentario