Nuevas tendencias en reclutamiento

Nos encontramos en una situación previa a un cambio “revolucionario” en los sistemas de reclutamiento y selección de talento.

Una situación cuyas tendencias han sido señaladas por linkedin en un informe cuyo resumen tenéis accesible en http://www.equiposytalento.com/noticias/2018/04/13/linkedin-revela-las-4-tendencias-que-transformaran-el-reclutamiento-en-2018

Un proceso que estará (estamos ya en las fases iniciales)  condicionado por el uso de las nuevas tecnologías, el big data y los análisis de carácter predictivo que van a ir introduciéndose en todas las áreas organizativas a un ritmo cada vez más acelerado. Y que, como no puede ser de otra manera, afectarán también a las áreas de reclutamiento, selección y evaluación

Una introducción, por otra parte necesaria, para acertar en uno de los procesos claves en la gestión, al que no se da la relevancia que merece, pero que resulta clave para que la empresa/organización consiga disponer del talento para consolidarse y conseguir sus objetivos. Un proceso sobre el que he hecho referencia en distintos momentos en este blog. Por ejemplo en http://pauhortal.net/blog/ideas-para-reclutar-con-exito-2/


No debemos olvidar que no existe organización ni empresa sin personas. Y recordemos que los conceptos de talento, fidelización, retención, cada vez suenan más como poderosas herramientas para alcanzar los objetivos organizacionales.


Las nuevas tendencias que acabarán integrándose en los procesos de reclutamiento son:

Digitalización

Los medios sociales inicialmente nacidos para para emprender o mantener relaciones y contactos de toda índole, han acabado convirtiéndose en excelentes plataformas de información y soporte de datos. Y uno de los instrumentos claves para detectar y reclutar al talento. Por otra parte la creación de grupos de intereses, aficiones,  se convierten en otra herramienta que permite a los reclutadores dar mejores servicios a sus clientes.

Investigación y análisis de la información

La información está en la red y al alcance de todos. Por ello tanto candidatos como reclutadores acuden a estas fuentes de información digitales. Los candidatos para conocer a sus posibles contratantes. Las empresas y organizaciones para disponer de información sobre ellos y sobre todo para analizar y cribar sus aptitudes, hobbies, aficiones, aspiraciones y cualquier otra característica relevante de su perfil personal y/o profesional.

Detección y atracción del talento

El término esta de nuevo de moda. Hasta hace poco, las empresas tenían la sartén por el mango en los procesos de selección y reclutamiento, simplemente publicaban una oferta de empleo y esperaban a que los CV llegasen a su puerta. Esto es historia. Aún en épocas de dificultades de empleo la tarea de encontrar y atraer a los mejores candidatos no es fácil. 

Marca como empleador

Aunque pueda resultar sorprendente los procesos de reclutamiento se han humanizado y muchos candidatos tienen la opción de decidir donde trabajar. La relevancia de las compensaciones salariales ha disminuido (entre otras causas por el impacto fiscal) y muchos profesionales prestan atención a otro conjunto de factores: aprendizaje, opciones de desarrollo, formación.  beneficios sociales, posibilidades de conciliación, etc. Son nuevos elementos, cada vez más presentes en las motivaciones de las nuevas generaciones, Desarrollar estrategias en estos ámbitos son factores relevantes en la captación de talento.

Costes

Ya que nuevas tecnologías han llegado para quedarse, vamos a aprovecharlas. Cada día surgen más startups creadoras de soluciones, que ofrecen nuevos servicios. Muchas organizaciones están ya experimentando con ellas con un objetivo de hacer las cosas por si mismas y ahorrar costes. Sin embargo es probable que siga siendo conveniente contar con los proveedores externos “tradicionales” en algunas de las fases del proceso (un ejemplo el análisis y revisión de las referencias profesionales) y en la captación de determinados perfiles.

Sin duda, el cambio ha llegado. Es hora de probar y experimentar. Sin embargo no perdamos de vista el objetivo final. 

Deja un comentario