Lealtad, talento y empleabilidad, hoy…..

En otros momentos era bastante usual escuchar a muchos directivos formular explicita o implícitamente el criterio de que “la competencia más valiosa es la lealtad”.

Sin entrar en detalles de si ésta es una “competencia”, un “valor” o una “actitud”, aunque yo me inclinaría por la tercera de las opciones creo que en una situación de cambio como la actual es adecuado profundizar sobre las relaciones entre lealtad, talento y empleabilidad.

Estoy plenamente convencido de que lo que necesitamos hoy son empleados comprometidos con su desarrollo, con el entorno profesional en el que están integrados y alineados con los objetivos organizativos, y suficientemente motivados para aportar lo mejor de sí mismos,  Una necesidad a la que me he referido en este blog en repetidas ocasiones y particularmente en http://pauhortal.net/blog/talento-empleabilidad-crisis-y-agentes-libres/ en http://pauhortal.net/blog/factores-para-la-retencion-del-talento-2/  y en http://pauhortal.net/blog/porque-abandonamos-las-organizaciones/

Hoy se nos exige una gestión de RRHH no sólo centrada en la gestión por la atracción y retención del talento,(un factor relevante y que genera ventajas competitivas) complementada con una gestión de atención y respeto de las necesidades individuales. Todo ello supone ofrecer los elementos que permitan desarrollar la empleabilidad futura de nuestros recursos internos.


RRHH necesita crear entornos en los que el compromiso con la tarea y con las metas y objetivos organizativos, y la lealtad con uno mismo, y los propios valores,  convivan razonablemente.  


Necesitamos profesionales comprometidos consigo mismos y que sientan satisfacción por el logro. Y para ello debemos generar redes de confianza basadas en el respeto por la opinión del otro, la participación activa en la toma de decisiones, visiones compartidas, comunicación franca, dar a conocer la estrategia global y el “para qué” de la tarea, generar espacios para equilibrar vida personal y laboral. Por último necesitamos espacios que permitan c, comunicar, concretar y compartir los valores enunciados. Todos ellos son factores que ayudarán a crear no una “adherencia” pasiva sino un sentimiento de pertenencia y lealtad. 

En un contexto como el actual los directivos han de ser muy conscientes de que los profesionales ya no buscan “un trabajo para toda la vida”. Nuestros jóvenes talentos no visualizan su trayectoria profesional como nosotros. Son conscientes de que van a tener que desarrollar trayectorias no lineales ni previsibles integradas por diversos proyectos y donde las discontinuidades se produzcan, en muchos casos, por circunstancias imprevisibles y ajenas a la voluntad individual.


Los profesionales hoy son perfectamente conscientes de que deben de gestionar sus carreras de forma totalmente proactiva, en lugar de sólo esperar respuestas por parte de las organizaciones de las que forman parte.


Saben que necesitan mantener su atractivo profesional para para poder ser contratables en el futuro sin dejar, a pesar de ello, de mantener su compromiso con el proyecto actual. Sólo algunos, y probablemente los de menor talento y capacidad, son los que mantienen la esperanza de que las organizaciones “cuiden” de ellos. Es probable que además sean aquellos que no están motivados para aportar valor real a la organización que le tiene contratado.

El binomio lealtad/responsabilidad no existe, o por lo menos no en los términos tradicionales. Los profesionales deben de convertirse en emprendedores que gestionan individualmente sus capacidades, motivación y talento. Deben desde esta perspectiva desarrollar planes de futuro como los que desarrollan los emprendedores e incluso las organizaciones. Si consiguen asumir la  responsabilidad y la gestión activa de su carrera profesional, se sentirán mucho más motivados a aportar valor al entorno en el que ésta se desarrolla, tendrán más posibilidades de crecimiento personal, obtendrán y aportarán mejores resultados y superarán con mucha mayor entereza los avatares que les depare el destino.

Un futuro en el que además deberemos aprender a convivir con los robots.


Recuerda que puedes acceder a un servicio de orientación sobre tu trayectoria profesional en la sección Orienta de este blog.


Deja un comentario

Proyectos en los que colaboro

Otras entradas de interes ...close