Jornada Anual 2020 Fundación Ergon

El pasado jueves 09 de Julio celebramos la segunda de las jornadas anuales de la Fundación Ergon en un acto desde el espacio Bertelsmann en Madrid.

Una sesión en la que al margen de un reducido número de participantes presenciales contó con la participación virtual de 259 personas. Una jornada que bajo el título de ¿TIENE EL EMPLEO FUTURO? (2) (de hecho, la misma pregunta que nos formulamos en la primera jornada celebrada en 2019) se centró en Informe INNOVA_ERGON que hemos desarrollado en los dos últimos meses dedicado al análisis del Impacto del Covid19 en el Empleo

Bajo la denominación de Innova_Ergon desarrollamos una iniciativa que tiene por objeto afrontar los problemas desde una perspectiva diferente, alejada tanto de los condicionantes académicos (genéricamente centrados en los análisis del pasado) y en las perspectivas e intereses políticos e ideológicos.


Innova_Ergon responde a la motivación de analizar, construir y proponer soluciones sobre el futuro del empleo desde una perspectiva “transversal y diversa”. 


El proyecto se inició con la formulación de un cuestionario abierto integrado por un número muy limitado de cuestiones que se formuló a un colectivo de 600 representantes escogidos de entre todos los colectivos con alguna incidencia en la gestión del empleo (desde los académicos, líderes empresariales y sindicales, gestores de las políticas de empleo y de los recursos humanos, orientadores laborales hasta los propios usuarios) El cuestionario fue finalmente contestado por 72 personas.

Aquí tenéis los documentos básicos del proceso:

Las principales evidencias obtenidas han sido las siguientes:

  • La fuerte relación de interdependencia de todos los conceptos. Acceso al informe dinámico  aquí (Clave 1111).
  • La constatación de que el debate sobre el futuro del empleo se está generando en términos de polaridades, sin embargo, el mundo no es binario y en él tenemos una escala muy amplia de colores.
  • La conversación se está dando únicamente en términos “de escasez” o desde un punto de vista negativo.
  • La necesidad que existe de imaginar nuevos futuros y nuevos escenarios basadas en la presencia de nuevas realidades y de nuevas reglas.

Como conclusiones del análisis interno realizado en el seno de la Fundación Ergon con los datos y evidencias señaladas se elaboraron 4 grandes ámbitos de reflexión cada uno con una cuestión que se formularon a los participantes en el debate central de la sesión:

  • La digitalización en sus diferentes niveles, desde la informatización a la automatización, transforma procesos y tareas en todos los sectores. Sus efectos exigen poner marcha cambios en todos ellos (desde la formación hasta la orientación) dirigidos a desarrollar y potenciar las competencias y capacidades asociadas a esta transformación. ¿Cómo podemos abordar y reducir los “gaps” entre éstas y las necesidades y requerimientos de los nuevos puestos de trabajo?
  • La crisis ha puesto de manifiesto la posibilidad de introducir cambios en las formas de prestación del trabajo. También ha evidenciado todas las diversidades existentes entre las actividades que requieren la presencia en un lugar determinado y el resto. ¿Qué modificaciones organizativas y normativas deben de ponerse en marcha para no generar mayores niveles de desigualdad en las condiciones laborales e inclusive permita la reducción de las existentes?
  • El debate entre la reducción de la jornada laboral y el reparto del tiempo de trabajo está ya abierto como consecuencia de los procesos de robotización y de implantación de la inteligencia artificial ¿Qué medidas son posibles o deben de ponerse en marcha? ¿Son ellas un factor para minimizar el impacto en la pérdida de empleos?
  • Tras la puesta en marcha de una compensación social generalizada (una necesidad ineludible según los participantes) es necesario que esta prestación (IMV o RMU) cumpla el requisito de no actuar como un como desincentivo para la actividad personal, social y profesional de los perceptores y se gestione de forma coordinada con otras prestaciones gestionadas por las CCAA, ¿Cómo evitar o minimizar estos riesgos?

En el debate, sin entrar en consideraciones más concretas que se expondrán en el informe final que se está elaborando y se presentará el próximo mes de Setiembre, los conceptos planteados fueron los siguientes:

  • La necesidad de crear un nuevo lenguaje y la demanda de evitar errores en el uso de los términos. A título de ejemplo “trabajos no convencionales” para definir los nuevos formatos de prestación laboral y la necesidad de distinguir entre nuevas fórmulas de organización y el “trabajo en remoto”.
  • La evidencia de que las organizaciones ya están implementando nuevas metodologías para entender e intervenir en la realidad. A modo de ejemplo las acciones puestas en marcha para el cambio en los procesos formativos y de desarrollo interno.
  • La constatación de que los niveles de “empoderamiento” y el desarrollo de la responsabilidad individual son y serán fundamentales para la salida de la crisis y que pondrán en cuestión muchos de los conceptos clásicos relativos a la organización y el liderazgo.
  • La presencia de una demanda social dirigida a que los líderes políticos y económicos desarrollen la capacidad de escucha respecto a lo que los ciudadanos planteamos como miembros de la comunidad, consumidores y/o usuarios de los bienes y servicios.
  • La demanda de un desarrollo de la claridad, la transparencia y la personalización en los procesos de toma de decisiones sociales y en la implantación de las mismas.

Los retos con los que nos enfrentamos en las materias que forman el ADN de la Fundación Ergon www.fundacionergon.org son de órdago.

Deja un comentario