Informe Innova_Ergon 2020 (2)

En la primera parte de esta serie planteaba los elementos más relevantes que aparecen en el informe y que centran el debate/análisis.

Un debate cuyo objetivo es el análisis del contexto y la formulación de propuestas a implementar para dar respuesta al impacto del Covid19 en el empleo y que tenéis accesible en su totalidad en la web de la FUNDACIÓN ERGON www.fundacionergon.org en el link https://drive.google.com/file/d/1KOoU1IkxixMrRNNLfrOh6DjzgFaZCh3V/view 

Con objeto de completar las referencias que figuran en el primer post de esta serie accesible en http://pauhortal.net/blog/informe-innova_ergon-2020 se formularon un cojunto de elmentos de debate como:

  • La necesidad de crear un nuevo lenguaje para definir las nuevas realidades y la demanda de usar términos adecuados para describirlas. A título de ejemplo “trabajos no convencionales” o “nuevos formatos laborales” para definir los nuevos tipos de prestación (en contraposición a términos como “trabajo decente”), la necesidad de definir con claridad que se entiende por “trabajo en remoto” y un análisis profundo de las nuevas fórmulas de organización.
  • La exigencia de la implantación e implementación de nuevos conceptos culturales que faciliten el cambio basados en la transparencia y la confianza. Una gestión que deberá segmentarse y personalizarse, utilizando los soportes que la tecnología y la inteligencia artificial ofrecen, para atender las necesidades y demandas de los diferentes colectivos.
  • La evidencia de que en muchas organizaciones ya se están implementando nuevas metodologías para entender e intervenir en una realidad diferente. A modo de ejemplo las acciones puestas en marcha en relación al “teletrabajo”, los nuevos modelos organizativos, los procesos sistemas de reclutamiento, formación y desarrollo y los nuevos formatos para los ámbitos de la conciliación y la seguridad en el trabajo.
  • La constatación de que los niveles de “empoderamiento” y los del desarrollo de la responsabilidad individual son y serán fundamentales para la salida de la crisis y que, al margen de exigir una mayor capacidad de escucha y de entendimiento de la realidad por parte de los líderes políticos y económicos. Y que pondrán en cuestión desde los conceptos de liderazgo, hasta nuestras actitudes y comportamientos como consumidores.

Y de ahí la formulación de una serie de cuestiones “clave” que se obtuvieron como consecuencia del debate realizado en la Jornada Anual de la FUNDACION celebrada el pasado mes de Julio. Unas cuestiones que van a tener continuidad en el proceso que vamos a desarrollar a partir de este momento y que son las siguientes.

  • ¿En qué sentido deberíamos de formular la que parece necesaria modificación del marco de relaciones laborales en vigor?
  • ¿Qué hacer para reducir los gaps existentes entre formación y aprendizaje y las necesidades actuales y/o futuras del mercado de trabajo?
  • ¿Cuáles son los elementos a introducir en las políticas públicas (activas y/o pasivas) para dar respuesta a las nuevas necesidades/retos?
  • ¿Qué nuevos modelos de gestión resultan adecuados para que las organizaciones den mejor respuesta a sus objetivos y necesidades y vincularlas al aprendizaje y desarrollo (empleabilidad) de las personas?

Por último y como respuesta a las evidencias, conclusiones y cuestiones el informe formula una serie de 10 propuestas quer en resumen detallo a continuación:

(1) Definir un nuevo modelo de contratación que reduzca radicalmente las tipologías actuales.

(2) Crear un modelo de regulación para los “trabajos no convencionales”.

(3) Homogeneizar los modelos de contratación del conjunto de las administraciones públicas.

(4) Simplificar y reducir al 50% las subvenciones a la contratación.

(5) Crear un (SME) “salario mínimo escolar”.

(6) Incentivar y potenciar la formación dual en todos los ámbitos. 

(7) Facilitar un marco de desarrollo de la autonomía de las partes a nivel colectivo y/o individual.

(8) Simplificar los mecanismos de acceso al IMV y su vinculación al desarrollo profesional.

(9) Poner en marcha la “tarjeta social”, a imagen y semejanza de la de carácter sanitario.

(10) Impulsar un nuevo modelo de gestión de las políticas activas y su evaluación.

Con el compromiso de generar el debate necesario para el análisis de estas propuestas y que puedan  llegar a ver la luz.

 

Deja un comentario