Empleabilidad en RRHH

Existen muchas formas de entender el concepto de empleabilidad empezando por quien la define como una competencia que faculta para diseñar, desarrollar y mantener la propia carrera profesional.

De hecho yo mismo he ido constuyendo y elaborando en mi blog diferentes definiciones sobre este concepto. Podéis acceder para ello a: http://pauhortal.net/blog/que-es-la-empleabilidad/ o http://pauhortal.net/blog/lealtad-talento-y-empleabilidad-hoy/. Recordemos, en todo caso, que el concepto de empleabilidad no sólo se refiere al conjunto de conocimientos que pueda acreditar una persona sino que también abarca sus capacidades, e incluye las actitudes, la visión y las motivaciones.


En un entorno laboral en el que las organizaciones ya no pueden garantizar la continuidad en el empleo resulta cada vez más relevante que los profesionales asuman la dirección y el manejo de su empleabilidad presente y futura.


Se habla, a menudo, del impacto que generan –y van a generar- las acciones que los profesionales de RRHH desarrollan y sin embargo nos olvidamos de que éstos son igualmente personas sujetas a los mismos condicionantes que el resto de integrantes de la organización. Pocas veces se analizan los retos que ellos mismos se enfrentan para mejorar su empleabilidad.

Precisamente este es un sector profesional que vive en una cierta invisibilidad, es reducido o limitado en el número de posiciones, es poco transversal (en la medida de que los profesionales de RRHH son especialistas que resultan poco atractivos para otras posiciones funcionales), etc. En definitiva, al igual que le ocurre a toda persona en activo, el profesional de RRHH también se enfrenta a nuevas realidades y nuevas exigencias laborales. Necesita estar atento a los cambios y debe preocuparse de desarrollar su empleabilidad presente o futura si no quiere quedarse “por el camino”.

Para desarrollar su empleabilidad hoy es clave que los profesionales de RRHH adquieran se preocupen de:

  • Comprender en qué consiste la trasformación digital (que golpeará de lleno a su empresa).
  • Desarrollar una capacidad de aprendizaje constante para manejarse en conocimientos nuevos (movilidad, Cloud Computing, Big Data, Internet de todas las cosas (IoE), Industria 4.0…) pues estos serán conceptos que exigirán también saber a sus contratados.
  • Gestionar adecuadamente las redes formales e informales y particularmente las redes sociales internas que permitan crecer y gestionar el conocimiento interno como identificar los talentos internos.
  • Conocer, diseñar, proponer e implementar los nuevos modos de contratación en todos los ámbitos de la organización.
  • Desarrollar e implementar mapas de competencias para el desarrollo del talento que necesite la empresa.
  • Aprender a gestionar equipos en virtual e implantar ecosistemas de innovación abierta. Utilizar métodos de aprendizaje colaborativos.
  • Adquirir dotes y conocimientos en el entorno del marketing que les permitan desarrollar acciones de employer branding.

Por último, deben de trabajar y poner en marcha estrategias, planes y acciones dirigidos a desarrollar la empleabilidad del conjunto de la organización y aplicarse éstas a si mismos. 


Os recuerdo que si queréis formularme alguna consulta de carácter profesional podéis hacerlo a través de la sección Orienta de este blog


Deja un comentario