El rey Pirro y el filósofo

Respecto a la consecución de los objetivos personales y a la motivación para alcanzarlos se ha escrito mucho. Yo mismo me he referido a este tema en diversas ocasiones.

Hoy no obstante sólo deseo haceros reflexionar con una “historia” de autor desconocido que circula por la web. ¡Ahí va!

-El filosofo Pirro vivía en la corte del rey Pirro, siendo un hombre reconocido y admirado por su sabiduría.

Pirro, que era un conquistador, una especie de Alejandro de los persas, estaba constantemente haciendo planes de invasión y de conquista. Un día hizo llamar al filósofo a su palacio mientras este se encontraba tumbado a la sombra de un árbol en el jardín del palacio, y le dijo: “He hecho un plan y mañana mismo salgo con mi ejército. Vamos a cruzar el estrecho y a conquistar toda Grecia, todo el Peloponeso”.

Después de unos momentos de silencio el filósofo le respondió: “Muy bien. ¿y después qué?”.

“Después continuaremos adelante, hacia Italia”, respondió Pirro ”¿Y después?”, interrogó nuevamente su interlocutor. “Pues seguiremos y procuraremos llegar hasta el final del mundo”. “Bueno, muy bien, ¿Y después?”. “Bueno, ya después habré conquistado todo el mundo”. “¿Y entonces qué?”, volvió a preguntar el filósofo. Y dijo Pirro: “Entonces podré descansar”.

Tras unos nuevos momentos de silencio el filósofo concluyó: “Bueno, si de lo que se trata es de descansar, por qué no te sientas aquí conmigo bajo este árbol y empezamos directamente, sin tanto trajín”-.

Las preguntas a formularse tras la lectura de esta fábula podrían ser las siguientes: ¿Tenemos claros nuestros objetivos? ¿Sabemos lo que queremos? ¿Estamos realmente motivados para alcanzarlos? ¿Estamos dispuestos a hacer el esfuerzo necesario? ¿Cuántas veces hemos reflexionado sobre si el camino por el que vamos es el que realmente nos acerca a dónde queremos llegar?

Y que os parece terminar este post que nos situa ante el mes de Agosto, un periodo en el que muchos de nosotros/as nos tomamos unos días de descanso viendo https://www.youtube.com/watch?v=IZoV1AmYPCU Una excelente reflexión sobre el binomio talento y objetivos.

Deja un comentario