Tu situación (desempleo) y tu búsqueda

De acuerdo, No eres “un ganador” ya que hoy no tienes empleo, como muchos como tú. Sin embargo tampoco es necesario, procedente y oportuno que actúes como un “mendigo”.

Probablemente no tienes ninguna responsabilidad sobre los hechos que han motivado tu despido. Hoy en día todos nos enfrentamos al riesgo de perder el empleo “de repente y sin advertencias”. Mientras pienses únicamente en ello (mientras no superes el duelo) transmitirás tu resentimiento y darás una imagen de fracaso. A los optimistas se les reconoce e identifica inmediatamente. A los “fracasados” también.

En este momento carecen de importancia tus sensaciones y sentimientos sobre “lo que hiciste, lo que debías de hacer, o dejaste de hacer”. Piensa que nadie te debe nada.

Si quieres conseguir una alternativa profesional debes de luchar por ella. La diferencia entre el éxito y el fracaso en cualquier actividad humana, y también en la búsqueda de un empleo dependerá básicamente de ti mismo. De acuerdo hay muchos desempleados y pocas oportunidades pero siempre hay opciones de futuro.

Si planteas tu búsqueda pensando en que los demás deben resolver “tu  problema” estarás actuando como la mayoría de las personas que se encuentran en tu situación. Conseguirás finalizar su “trabajo de buscar trabajo” cuando seas capaz de resolver los problemas de otro.

Tu búsqueda será más o menos larga en función del número de horas semanales que dediques a la misma. Un 70% de las personas en tu situación le dedican menos de 5 horas semanales. Debes comprometerte a dedicar como mínimo 20 horas. Las restantes las dedicarás una parte a ti mismo (deporte, formación, familia) la otra a hacer algún tipo de colaboración no remunerada. Existen multitud de organizaciones o fundaciones sin ánimo de lucro que necesitan de ti de tus competencias y tus capacidades.

Si piensas que tienes uno o varios “handicaps” convéncete de que muchas otras personas también los tienen. La pregunta es ¿Cuál es y como puedo hacerlo?. Existen 13.000 capacidades humanas distintas y una persona normal como ti sólo tiene 700. Siéntate, reflexiona y pienso en ello.

Determina que es lo que te hace ser diferente de las otras 19 personas que pueden como tu optar a un mismo puesto. Prepárate para enfatizar tus cualidades y para definir y comunicar qué puedes aportar.

Piensa, que probablemente no encontrarás un empleo como el que perdiste en un entorno como el que has vivido en tu última etapa profesional. Persigue a las pequeñas y medianas empresas ya que es en ellas donde se crean el 80% de los nuevos puestos de trabajo. No descartes tampoco otro tipo de alternativas profesionales.

Se curioso. Se necesitan muchos ojos y oídos para encontrar empleo. Habla con todo el mundo de sus objetivos profesionales. No sabes dónde puede saltar la liebre. No te asustes ni te hundas por los rechazos. La búsqueda comporta escuchar muchas veces no.

Recuerda: Cada vez que escuchas esta palabra te acercas más al si.

19 Respuestas a “Tu situación (desempleo) y tu búsqueda”

  1. Germán Delgado dice:

    muy interesante

  2. José Vera dice:

    De nuevo leo tu “blog”, Pau, con mucho interés. El mensaje de hoy me parece muy acertado y, sobre todo, muy oportuno. Ya sé que el tema de la búsqueda de empleo ha sido y es, por desgracia, demasiado recurrente en estos últimos años pero, en este momento y con la perspectiva de los cinco millones y medio de personas en situación de desempleo(la mayor parte de las veces, no deseada)tu mensaje es muy alentador y esperanzador. Por esta razón y ante la dificultad añadida por el incesante incremento del número de competidores y el descenso del número de oportunidades, tus argumentos tienen mucho más valor a la hora de infundir ánimos a aquellos que están inmersos en el proceso de una reorientación profesional forzosa, y que buena falta van a hacer.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que, a pesar de las dificultades, y sobre todo con mucho empeño, el que la sigue la consigue.
    Hasta tu próximo artículo, un abrazo.
    José Vera.

  3. Marc dice:

    Un comentario positivo en el mar de dudas que supone estar sin trabajo. Es cierto que buscar empleo no deja de ser otro trabajo, menos remunerado quizás, pero que requiere tiempo de dedicación y habilidad.
    No obstante, si bien es cierto que las pequeñas y medianas empresas cargan con el mayor porcentaje de empleo, es difícil acceder a ellas, cuando por medio te encuentras algunos portales de empleo y empresas de colocación que son más un escollo que un filtro.
    He sido entrevistado en un par de ocasiones por una empresa de colocación de renombre,y por personas que no ven más allá de mi curriculum.
    Sólo me queda continuar adelante y luchar por “vender” mi perfil profesional, con paciencia y constancia, esperando conseguir involucarme en un proyecto serio y para toda la vida (laboral).

    Marc Diaz

  4. Pau Hortal dice:

    gracias una vez mas por tu seguimiento y por tus comentarios. Pau

  5. merche dice:

    Me gusta mucho el planteamiento que haces sobre la búsqueda de empleo. Se está arraigando en nuestra sociedad (filtraciones anglicanas) los conceptos de perdedor y ganador. “Si no tienes trabajo eres un perdedor” ” Si no tienes un buen coche eres un perdedor”…. y esto no nos ayuda en nada, porque ante todo somos personas y unas veces ganamos y otras perdemos.
    Un saludo.

  6. Pau, fas una reflexió molt encertada i que val la pena tenir-la sempre amb compte.

    Las dificultades también lo son para los que somos freelance i en RRHH, no obstante simpre hay la posibilidad de reinventarse y enfocar las herramientas profesionales en otras áreas sociales.

    Evitemos desfallecer y veamos el vaso lleno

  7. Maria Teresa dice:

    Gracias por estas lúcidas reflexiones. Son las palabras de apoyo que esperas de una persona amiga.

    Sin ofrecer “mentias piadosas” ayudan a saber que es necesario continuar sin caer en el victimismo y el desaliento.
    Pido tu permiso pra hacerme eco de ellas en mi web.

    Un cordial saludo,
    Teresa Deira
    http://www.portalconcilia.com

  8. Beatriz Durán dice:

    Como Técnica de Orientación e Inserción Laboral puedo decir que cuando te llega una persona para recibir orientación y asesoramiento, éste es el punto que más cuesta. Hacerle cambiar sus conductas (y poco a poco su actitud) y guiarla a una búsqueda activa y positiva de empleo, a veces te lleva semanas o incluso meses.

    Somos figuras no reconocidas por la sociedad (a veces incluso no saben de nuestra existencia) que absorbemos muchas frustraciones y cambiamos el chip de mucha gente (incluso a veces las reinsertamos en el sistema). Ayudamos a ver la luz, pero desde un punto realista…

    Este trabajo me ha hecho y me hace crecer mucho como persona, aunque ahora esté en las filas del INEM. Todo es cuestión de tiempo.

    Besotes y enohorabuena por el blog!

  9. Juan Luis dice:

    “El que tropieza y no cae avanza dos pasos” Es un proverbio chino muy aplicable a la actitud que hay que tener ante las adversidades convirtiéndolas en oportunidades.La evolución nace de la necesidad y desde luego en esta situación que estamos viviendo solo suben a la superficie los que patalean fuerte.Hay otro concepto anglosajón que me gusta más que el de ganador y perdedor.Es el valor que tiene para ellos el que ha sabido levantarse después de haber caido.De hecho muchas empresas para altos cargos solo quiere gente que en el pasado haya tenido algún fracaso y que se haya rehecho.Es un concepto que me parece más acertado ya que una persona que tenga responsabilidad tiene que haber tenido el aprendizaje previo para saber comportarse ante la adversidad que siempre te aparece en algún momento.En resumen, cabeza alta, constancia y resistencia ante la adversidad en la búsqueda de trabajo y quererse a uno mismo.

  10. Mónica Solana dice:

    Me ha gustado mucho tu reflexión Pau. Al leerlo me ha recordado el concepto de resiliencia, crecer ante la adversidad. No se aprende nada de los éxitos, precisamente porque son éxitos, el verdadero aprendizaje en la vida lo hacemos de las cosas que hemos hecho mal, de las decepciones, de los NO’s, de lo que nos ha causado dolor….. Yo siempre digo que yo no soy mi trabajo, si no que mi trabajo soy yo. La persona es la que proyecta en su trabajo su forma de ser, sus capacidades, habilidades, limitaciones…. y el trabajo te ayuda a adquirir nuevas, pero nunca dejas de ser tu, trabajes de lo que trabajes….
    ¿si cuando trabajabas te considerabas un ganador, por qué de repente te has convertido en un perdedor? ¿tu has cambiado? ¿o han cambiado las circunstancias?
    El trabajo es eso, un reconocimiento social, un estatus…y cuando no está sigue quedando la persona. El problema es que no nos han enseñado a vivir en la incertidumbre, en el cambio constante…. pensamos que el éxito, que el “ganador” es aquel que tiene un trabajo estable en una gran empresa porque es lo que en nuestra sociedad está bien visto…
    Creo que el desempleo hay que verlo como una oportunidad, y no como un castigo. Ser constantes: sin prisa pero sin pausa; y aprovechar el tiempo que se nos han brindado como la forma de resurgir de nuestras cenizas, fortalecidos, mejorados y un poquito mas sabios de la experiencia.
    Ver la ganancia en el proceso de pérdida, y sobre todo, valorar todo lo bueno que tengo, es fundamental para el momento que nos ocupa.

    Gracias Pau!

  11. María Teresa Álvarez Martínez dice:

    Me encuentro justamente en la descripción que describe el artículo, se que el estado de ánimo es importante ante el trabajo de encontrar trabajo, llevo 6 meses dedicándome a ello con ainco, conozco mis debilidades, mis puntos fuertes, estoy atenta, hablo y escucho dentro de mis contactos pero no consigo mi objetivo mi ánimo se está derumbando y más después de la última entrevista donde fueron muy bruscos lo peor es que fue hace 1 mes y hasta ahora no he conseguido otra para olvidar la anterior.
    Agradezco las palabras del artículo enormemente porque son justo las que necesito para no decaer, gracias!!

  12. R.C. dice:

    Estimado Pau,
    Sin duda, Tienes toda la Razón…
    Pero si tienes la “mala costumbre” de alimentar a tu familia, y la etapa de busqueda se prolonga más de lo asumible, puedes caer en el “mengigueo” que mencionas… y eso se vuelve en contra. Sin duda.
    Ahora bien,… Que se puede hacer si intentas reinventarte, tocas a todo el mundo con toda la energía y brío, muestras que eres una persona emprendedora y con iniciativa, … y asi y todo el mercado no saca una vacante ???
    Estoy de acuerdo que hay que ser como el ave Fenix, y volver a resurgir… pero de algúna herramienta externa te tienes que poder agarrar, sino te hundes.
    Para todo el que esté en ese caso … deseo “Mucho Animo” porque es una situación que puede marchitar la mas optimista de las personalidades.
    Animo.

  13. me gusta, me gusta, me gusta, me gusta , me gusta ….no sé si ha quedado claro
    me gusta

  14. Natalia Ruiz- Tosantos dice:

    Pau, enhorabuena por tus artículos,cuya actualidad nos invitan a todos a opinar.

    De todas maneras, la palabra “mendigo” resulta brutal si tenemos en cuenta que:
    a) Algunas personas se quedan en una situación económica delicada cuando pierden su puesto de trabajo,
    b) Otras personas quizá pierdan incluso su identidad social, por cuanto ésta siempre estuvo ligada a su identidad laboral-aquí hay tema para otro artículo completo-.

    Por lo demás, totalmente de acuerdo en tu planteamiento. Quejarse no sirve de nada (ya somos todos mayorcitos),lo que hace falta es esfuerzo, perseverancia y optimismo.

    Un abrazo,
    Natalia

  15. Pau Hortal dice:

    Gracias a todos por vuestros comentarios y apoyo. Un abrazo

  16. Antonio J Fontecha dice:

    Es la primera vez que leo un comentario de una forma tan realista y positiva,gracias por ello y seguiré tu blog, la situación es dura pero podemos cambiarla desde nosotros mismos,aunque la realidad de afrontar los pagos básicamente te traslada a un estado de ánimo bastante negro, aunque siempre podemos cambiarlo de color desde una perspectiva despejada de todo negativismo.
    Un abrazo

  17. Alma Delia dice:

    Hola Pau,

    Leí tu comentario con mucho interés y con un ánimo positivo. Hay ocasiones en que se necesitan mensajes así cuando estás sin trabajo. En momentos de desempleo, no encuentras amigos que te apoyen con palabras de aliento.

    Gracias por tu artículo y te seguiré con mucho gusto.

    Un abrazo….Alma Delia.

  18. ANGEL GADEA dice:

    Un lúcido artículo.
    Todo muy bien expresado.
    La mayoría de las veces en los 5 primeros minutos de la entrevista, incluso menos, en función de la presencia, actitud, forma de estar, expresarse, etc se hace el entrevistador una idea del candidato estimando si vale o no para el puesto, siendo el tiempo restante para, en la gran mayoría de las ocasiones confirmar la primera impresión.
    Por eso, es muy importante acudir y trnasmitir energía positiva y mantener una actitud, presencia formas y expresiones cuidadas, ya que la imagen, la actitud y la aptitud influyen sobremanera.

  19. Pau Hortal dice:

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Tengo previsto escribir nuevas versiones complementarias con esta misma temática. Pau

Deja un comentario