¿El empleo será el “problema”?

Partiendo del supuesto de que en un plazo cercano seamos capaces de encontrar una solución a la crisis sanitaria nuestro “problema” más relevante será sin duda el del empleo.

Sin lugar a dudas muchos de los otros “problemas” se resolverían si tuviéramos más empleo y éste tuviera otras características. tenemos una tasa de desempleo espectacularmente alta comparada con nuestro entorno, pero no parece que nadie se encuentre con ganas de solucionarlo de verdad.

Los que hemos visto la serie House of Cards recordamos que el Presidente (de los EEUU) decide acabar con el desempleo y crea una campaña dotada con fondos gubernamentales dirigida a proporcionar empleos a todos los desempleados. Algo así va a ocurrir en España con los fondos de recuperación Post-Covid pero es probable que ello no sea más que una muestra más del “pan para hoy y hambre para mañana”.


Lamentablemente estamos tan acostumbrados a tener ratios de desempleo tan elevados que ya nos parece que este tema es imposible de resolver.


Y aunque a menudo las estadísticas engañan (debido a la falta de criterios homogéneos sobre su análisis), lo cierto es que es que desde los años 60 estamos en la cola de las listas de desempleo entre los distintos países de la OCDE. Tradicionalmente sólo Grecia y a menudo Portugal se encuentran con situaciones peores a las nuestras. Solo conviene recordar que a finales del año 2018 el ratio de desempleo era del 15,3% (de todos los países analizados sólo Grecia tenía un ratio superior al nuestro) una realidad en la que además destacaba significativamente el colectivo de jóvenes de 15 a 24 años (desempleo juvenil) con un índice del 34,

Tenemos un problema que no es fácil de resolver. Tenemos un mercado laboral dual, con trabajadores que disfrutan de unas condiciones contractuales y salariales razonables y con un colectivo muy imporante de personas viviendo en la precariedad. Tenemos un problema de cualificación, que hace que muchas personas no puedan encontrar un trabajo adecuado a su cualificación y haya empresas a las que les cueste encontrar trabajadores aptos. También tenemos un problema de distribución territorial, con mucho más desempleo en ciertas zonas del país y desempleados que no parecen estar dispuestos a mudarse de su ciudad para mejorar. También es cierto que tenemos una capacidad infrautilizada y muchas personas que podrían estar aportando al sistema en cotizaciones e IRPF, pero que no consiguen un empleo.


Los problemas del empleo, se solucionarían con más empleo, pero el problema reside en el cómo…. ¿cómo crear más empleo en España?


El empleo debería de ser el punto central de la política post covid. Deberíamos exigirnos alcanzar en 2030 el objetivo de tener una tasa de empleo normal, en la media de la OCDE o de la UE.

Deja un comentario