Despido versus empleabilidad

Son muchos los profesionales que me plantean cuestiones relativas a lo que deben de hacer tras un despido para mantener su empleabilidad.

He aquí un resumen de las recomendaciones que les transmito:

-No te sientas culpable de las razones que motivaron tu despido. No pienses en lo que hiciste, o dejaste de hacer y cómo tu actitud o comportamiento ha influido en la situación. La segunda sería la de que es lógico mostrar preocupación (la situación actual tampoco acompaña) pero tampoco es necesario que te desmorones. La situación es irreversible por lo que dirige toda su energía hacia el futuro. Dirige tu ira y tu rabia por haber perdido tu empleo hacia una motivación para encontrar uno nuevo. El resto serían las siguientes:

-Habla francamente de la situación con tu entorno. El hecho de expresar francamente la situación te ayudará a superar el duelo. Haz saber a tus hijos su situación de forma objetiva. No te escondas.

-Haz un autodiagnóstico lo más objetivo posible de la situación y de tu perfil profesional, evalúa objetivamente tus puntos fuertes y débiles, lo que vales, lo que puedes aportar al mercado y define, en consecuencia, un nuevo objetivo profesional en función de tus motivaciones y de la situación del mercado.

-Desarrolla un plan concreto para posicionarte en el mercado de trabajo. Ojo con los “consejos o palmaditas en la espalda” que te darán sus amigos y conocidos. Ponlos en cuarentena. Elabora un CV correcto pero no confíes exclusivamente en él. Aprende a usarlo adecuadamente.

-Ponte a ello. Haz saber a tu entorno sus objetivos profesionales. Contacta con tus posibles competidores para el mismo puesto que buscas ya que éstas son las personas que probablemente tienen mayor información sobre el mercado al que te diriges. Trabaja, y esto significa dedicar un mínimo de 30 horas semanales al proceso de búsqueda. El resto aprovecha para mejorar tu nivel de conciliación o para  adquirir alguna formación relacionada con tu objetivo profesional.

-Intenta mantener tu estructura vital anterior tanto como sea posible. Continúa con sus actividades personales y de ocio. Mantente activo. Busca nuevas actividades que antes no podías desarrollar. Encuentra formas positivas de descargar tus energías y tus conocimientos. Porqué no colaborarando con una ONG.

-Convéncete de que tu periodo de búsqueda va a durar un mínimo de 6/9 meses. De esta forma evitarás hundirte cuando te des cuenta de que tus primeras acciones no tienen resultado.

Finalmente sé consciente de que el mantenimiento de tu empleabilidad puede consistir, hoy a pocos días ya del inicio del nuevo año 2014, en plantearse otras alternativas distintas a las que has seguido a lo largo de tu carrera. Tanto desde el punto de vista del empleo como desde la perspectiva de iniciar un proyecto empresarial.

Recuerda que muchos profesionales fracasan en su búsqueda porque intentan encontrar aquello que perdieron, sin darse cuenta de que probablemente ya no existe.

Creo que sin que el resultado final sea necesariamente el mismo la visión de este vídeo puede ayudarte a adoptar una nueva estrategia en tu búsqueda. https://www.youtube.com/watch?feature=fvwp&v=Eaklck72-HY&NR=1

Deja un comentario

Proyectos en los que colaboro

Otras entradas de interes ...close