Cambio y capacidad emprendedora

Sí, los cambios que hoy estamos viviendo nos están afectando a todos, incluidos al grupo de emprendedores  que quieren desarrollar sus negocios en Internet, con proyectos que, a menudo, pueden incluso parecer verdaderas……

He asistido en los últimos meses a diversos eventos relacionados con la “empreneduria tecnológica” y tengo que deciros que he visto proyectos relacionados con la más variopinto….. he escuchado presentaciones de cosas que el sentido común nos dice que no pueden funcionar…. pero estoy convencido de que ni poseo el criterio para reconocer donde esta la verdad y que estoy completamente seguro de que estaré terriblemente equivocado. Entre otras cosas porqué alguno de ellos habían accedido a rondas de financiación en las que “inversores” entiendo que con los pies el suelo habían apostado.

No es cierto que “crisis” signifique oportunidad en Chino, simplemente significa “tiempos de cambio” o “inflexión”, tiempos que se pueden aprovechar para bien, pero que no tienen por qué ser buenos. Lo que si está claro es que son tiempos de cambio lo que vivimos y si que una maldición  china que dice: “Ojalá vivas tiempos interesantes”. Evidentemente todos tendemos a ser claramente parciales en nuestras percepciones pero, parece evidente, que este tiempo que vivimos es ciertamente muy estimulante.


Momentos estimulantes, pero también convulsos, en los que vivimos cambios en el modelo productivo que hace que muchos empleados -por cuenta ajena- tengan que plantearse alternativas distintas a las que han vivido profesionalmente a lo largo de su trayectoria.


Tiempos también en las que el nivel de oportunidades “laborales” de interés se reducen sustancialmente para los jóvenes que acceden al mercado de trabajo. Y en los que además se han reducido las oportunidades laborales en la administración pública. Tiempos por tanto en los que son muchos los que se ven abocados a plantearse la posibilidad y/o necesidad de dedicarse a emprender

En los casos en los que se quiere emprender por primera vez y más en medio de una gran crisis puede parecer cómo saltar en paracaídas al vacío, lo mejor es no sentirse solo y acompañarse de aquellos que están en la misma condición. En comunidad los humanos nos sentimos más fuertes aunque la actividad emprendedora no deje de ser un ejercicio de soledad. 

A poco que un emprendedor analice el entorno deberá asumir que la principal premisa para conseguir el éxito es centrarse en conseguir el punto de equilibrio de su proyecto lo antes posible (los inversores presentes y futuros estarán muy satisfechos si se cumple pronto este hito). Por tanto debe de tener muy claro los productos que va a desarrollar. cuáles serán las fuentes de ingresos y cuál va a ser la política comercial a desarrollar. Saber cómo conseguir ingresos para el proyecto debe ser la absoluta prioridad.

De igual forma existen muchos inversores que -frente a los bajos niveles de interés- se plantean alternativas financieras distintas a las tradicionales. Dicho esto nos encontramos con muchos escenarios que facilitan el encuentro entre las personas que tienen “iniciativas” con aquellas otras ávidas de obtener mayores rentabilidades de sus inversiones. También asistimos a la presencia de algunos “intermediarios” que muchas veces buscan más su propio beneficio.

Y mientras tanto, desde todos las perspectivas políticas, se apuesta por el emprendimiento como una de las alternativas clave y como solución para parte de la crisis de empleos con la que nos vamos a ver enfrentados en el futuro. Sin embargo “no todo el monte es orégano” y aunque las condiciones sean objetivamente favorables (nuevas tecnologías, transformación digital, nuevas demandas de los consumidores, etc) para el desarrollo de nuevos proyectos empresariales no todas las ideas son viables y además no todos los “emprendedores” tienen la capacidad, la motivación y porqué no la suerte para transformar a sus iniciativas en proyectos de éxito.

Hemos de recordar que las estadísticas en este sentido muestran como uno de cada 2 nuevos proyectos empresariales terminan fracasando. Y también que la mejor arma para todo emprendedor que inicie un proyecto no es nada más que su pasión por el mismo. 

Deja un comentario

Proyectos en los que colaboro

Otras entradas de interes ...close