Claves para el éxito en la búsqueda (Versión 2019)

Adaptadas a la situación actual aquí os propongo algunas recomendaciones claves para asegurar el éxito en un proceso de búsqueda de empleo.

Comprender y asimilar que la búsqueda es una actividad profesional más.” Debemos comprender que la búsqueda de un empleo exige una labor sistemática y planificada y una dedicación constante. Debemos realizar un análisis objetivo del “producto” (experiencia, conocimientos, capacidades, puntos fuertes y débiles, etc.), analizar e investigar las posibilidades que hoy ofrece el mercado (sector, empresas contratantes, puestos a los que puedes acceder, etc.) y plantearse alternativas distintas. Pensemos si es el momento de dar salida a nuestros sueños (Mensaje subliminal: preparémonos antes de salir al mercado).

“Tomemos consciencia de cuál es la percepción que el mercado tiene sobre nosotros, nuestras capacidades y habilidades?. Muchos directivos “out” cometen el error de planificar su búsqueda como si estuvieran en situación “in”. Y muchos en esta situación no hacen análisis realista del valor de su perfil en el mercado. Muchos de ellos actúan en una situación de “autoengaño” permanente sin ser conscientes de que el perfil profesional ha cambiado y que por edad, experiencia y formación pueden haberse quedado obsoletos y no ser conscientes de que los mismos actores reaccionarán de forma diferente ante un producto diferente. (Mensaje subliminal, necesitamos ser flexibles en nuestras expectativas).

“Hagamos un inventario de tus habilidades y conocimientos”. Valores, intereses, motivaciones, etc. Identifiquemos lo que es importante. Probablemente vamos a descubrir o destapar nuevos valores que anteriormente no formaban parte de tu catálogo: autonomía, balance vida profesional-vida familiar, plan de carrera, etc. Por último, definamos un objetivo profesional. La  receptividad del mercado es totalmente diferente respecto a un profesional en búsqueda que mantiene una idea clara de cual ha de ser su próximo paso profesional de aquellos que no definen un objetivo por aquello de “no cerrarse posibilidades”. (Mensaje subliminal: quiero dar un paso más en mi carrera profesional, se donde quiero ir, y tengo una idea muy clara de donde puedo aportar valor).

“No hemos de salir disparados”.  Si estamos “out” es muy importante que resistir la tentación de lanzarnos inmediatamente a comunicar a todo el mundo tu nueva situación de “profesional o directivo despedido”. Probablemente, al hacerlo así vamos a quemar nuestra propia red de contactos y perderemos oportunidades a corto y medio plazo. Hemos de superar el duelo y por tanto esperar a serenarnos y tener un cierto control sobre nuestro propio estado de ánimo. Sin embargo, hemos de estar atentos para “controlar” los mensajes que han surgido ya. Una buena solución es llamar a todo el mundo que conocemos con un mensaje parecido a éste. “Acabo de salir de mi compañía, estoy analizando diversas opciones en este momento. Te mantendré informado”. Un mensaje que también es aplicable si estás” in. Las prisas son normalmente malas consejeras. (Mensaje subliminal: la situación está controlada).

“Manténgamos una actitud de alerta y siempre positiva”. Muchos profesionales cambian de sector y algunos también de actividad. La curiosidad es una de las cualidades básicas del individuo y fundamental en todo proceso de búsqueda de empleo. Debemos argumentar sólidamente las razones por las que nos encontramos en este proceso, (y ello es relevante estés “in” o “out”. Intentemos situarnos en el otro lado y tomar en consideración que nadie va a aceptar argumentos poco coherentes o críticas a la organización en la que estás/has estado. Seamos conscientes de que hay muchas posibilidades y oportunidades en entornos y sectores distintos a aquel en el que hemos desarrollado nuestra trayectoria profesional hasta hoy. (Mensaje subliminal: nuestra actitud es una muestra palpable de nuestra capacidad para enfrentarnos a situaciones difíciles). 

“Utilicemos adecuadamente a nuestro entorno personal y profesional”. Los especialistas en Reclutamiento y Orientación sabemos que un proceso normal de búsqueda suele durar entre 6 y 9 meses  y que puede serte necesario (si estás out) hacer una planificación de gastos que nos mantener una estabilidad durante este periodo, con objeto de no modificar sustancialmente nuestra vida personal y relacional. Debemos aprovechar todas las oportunidades que surjan en el camino. Esta sensación hará que nuestro entorno reaccione también positivamente ante nosotros. Aprovechemos la situación para construirte una nueva red de contactos.  (Mensaje subliminal: muchas oportunidades surgirán de nuestra propia red).

Hemos de ser conscientes de que como gesstores de un proceso de búsqueda tendremos que adaptarnos a nuevas situaciones, es posible que debamos renunciar a alguna de tus expectativas, pero en cualquier caso, si tomamos en cuenta estas orientaciones podemos estar seguros de que conseguiremos nuestros objetivos. Si habéis llegado hasta aquí os propongo que dediquéis unos minutos más a analizar los mensajes contenidos en este video https://www.linkedin.com/learning/como-prepararte-para-encontrar-trabajo/keep-calm-and-carry-on Estoy convencido de que serán de vuestro interés. De la misma forma que os propongo revisar el conjunto de contenidos que sobre estos temas encontraréis en la sección ORIENTA de este blog.

El mensaje final es el de que el tiempo en búsqueda y su resultado estará directamente relacionado con nuestra capacidad para gestionar la situación y, en particular, con que consigamos transmitir al mercado el siguiente mensaje: “Creo tener una idea clara de donde puedo aportar mayor valor”, en lugar de: “Tengo un problema y busco a alguien que me ayude a resolverlo”.


Os recuerdo que si queréis formularme alguna consulta de carácter profesional podéis hacerlo a través de la sección Orienta de este blog


Deja un comentario