Orientación Profesional: ¡Reconócete!

Creo que estoy en el buen camino para alcanzar mis objetivos profesionales. Hace unos días sin embargo un seleccionador me puso en un aprieto. No fui capaz de contestarle adecuadamente ni quien era, ni dónde quería llegar. ¿Qué orientación me puede facilitar? Xavier M (LLeida)

Aunque intentemos movernos en situaciones bajo control todos recibimos, a menudo, presiones de todo tipo dirigidas a favorecer nuestro desarrollo. Y ello al margen que nosotros mismos nos presionemos para ser los mejores deportistas; ser los mejores profesionales, ganar mucho dinero, crear nuestra propia empresa.  Sin embargo creo que es adecuado a menudo pararse a reflexionar y entender bien donde estamos, el porqué de lo que hacemos y donde queremos llegar. Esta es una de las claves de todos los procesos de orientación.

Para ello al margen de que encontraras muchos contenidos de interés en este bloque de mi blog como en http://pauhortal.net/blog/ideas-para-el-trato-con-los-head-hunters/ mi orientación/propuesta es que, evitando engañarte a ti, mismo intentes contestarte objetivamente a las preguntas siguientes:

  • ¿Quién soy?,
  • ¿Qué quiero?,
  • ¿Hacia dónde voy?,
  • ¿Mis objetivos profesionales son alcanzables?,
  • ¿Tengo las competencias adecuadas para conseguirlos?,
  • ¿Y la motivación?,

Y la última ¿Qué estoy dispuesto a hacer y a qué estoy dispuesto a renunciar para conseguirlos?, Un ejercicio que en los procesos de orientación aconsejo que se haga escribiendo las respuestas y haciendo el ejercicio de ponerse ante el espejo o bien gravándose en un vídeo. Se trata, finalmente de contestándote a ti mismo…. o utilizando a alguien de tu entorno. Si los resultados no te convencen piensa que probablemente tampoco convencerán a un tercero.

Dicho esto mi orientación básica es la de que consideres que no todos servimos para lo mismo y que la felicidad es posible alcanzarla por diversos y variados caminos. Reconoce que la sociedad precisa de diferentes actores creando una obra en la que todos somos necesarios (aunque sea en un papel secundario). Las personas tenemos distintas formas de ser y hacer, y es eso lo que nos hace diferentes y da sentido a nuestra propia individualidad.

No todo destacamos en las mismas áreas, y también ocurre que nuestra propia evolución personal y/o profesionales nos hace diferentes hoy de lo que éramos hace algún tiempo. Reconocer nuestra propias habilidades, capacidades y motivaciones nos ha de permitir determinar aquello en lo que somos más competentes y aquello para lo que estamos realmente motivados. Una vez tengas esto claro (que no dudo que lo tengas) práctica en su comunicación. No volverá a ocurrirte lo que has vivido.

Y si quieres reflexionar sobre este tema al mismo tiempo que sonreir un poco te propongo que dediques unos minutos a ver este video https://www.youtube.com/watch?v=CZU_mPgj03Y No tiene desperdicio.

Todos somos necesarios e importantes en la cadena social y económica; desde el líder que mueve las masas y motiva a su equipo hasta el mensajero que lleva el mensaje, ya que si éste último no lo transmite correctamente se puede tergiversar el mensaje y no conseguir los resultados esperados.  

Te deseo mucha suerte.


Os recuerdo que si queréis formularme alguna consulta podéis hacerlo a través de la sección Orienta de mi blog


Deja un comentario